Preguntas

Preguntas Frecuentes

El Centro de Ayuda es un Centro con diferentes proyectos y actividades. Hemos recibido a multitud de personas con diversos problemas como depresión, adicciones, dificultades matrimoniales y han logrado vencer sus problemas y cambiar sus vidas. Nos dedicamos a ayudar a todos sin mirar a quién…

El costo es tu sinceridad, el querer ser ayudada, no hay ningún costo monetario. Los que fueron ayudados voluntariamente hacen sus donaciones.

Nuestro Centro de ayuda tiene principios Cristianos, nos dedicamos a ayudar sin la barrera de la religiosidad.

Te ayudamos internamente, a limpiarse de los sentimientos y pensamientos destructivos. Te ayudaremos a identificar la raíz de tu dolor y juntos de una manera positiva y con perseverancia superaremos todos tus problemas.

El Centro de Ayuda tiene principios cristianos, pero no estamos interesados en inculcar una religión, y sí en mostrar una salida a los distintos tipos de problemas que la gente está pasando. Nos dedicamos a ayudar a todas sin importar su creencia y/o religión.

La Santa Cena es la ceremonia más importante dentro del cristianismo. No es sólo un símbolo de la participación del Cuerpo y de la Sangre del Señor; es realmente una participación física de un Señor espiritual con la finalidad de fortalecer a la Iglesia tanto física como espiritualmente, recordando la muerte del Señor hasta que Él venga. Además de eso, la Santa Cena sirve para una renovación de los votos de alianza con Dios por medio de la sangre del Señor Jesús.

Los diezmos y las ofrendas son tan sagrados, tan santos como la Palabra de Dios. Los diezmos significan fidelidad y las ofrendas el amor del siervo hacia el Señor. No se puede disociar los diezmos y las ofrendas de la obra redentora del Señor Jesús; significan, en verdad, la sangre de los salvos en favor de aquellos que necesitan de la salvación.

La Iglesia visible del Señor Jesús es la reunión de todos los cristianos fieles, unidos unos a otros en la fe y en la comunión del Evangelio, observando los mandamientos del Señor, gobernados por Su Espíritu, por Su Palabra y por Su Nombre.

El Señor Jesucristo concedió autoridad espiritual a Sus seguidores, no solamente para curar a los enfermos y expulsar a los demonios, pero sobretodo llevar Su Palabra con el poder del Espíritu Santo a todo el mundo y hacer discípulos.

Todos los cristianos tienen derecho a una vida abundante según las palabras del Señor Jesús: “… yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia” (Juan 10:10).

Todos los cristianos deben desear el regreso del Señor Jesús lo más pronto posible. La venida será en forma imprevista y eso significa, que todos los cristianos siempre deben estar preparados para recibirlo en las nubes.

El objetivo final de una relación permanente con el Señor Jesús por la fe es la vida eterna, la cual Él prometió a todos los que perseveren hasta el fin. “Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda” (Apocalipsis 21:8).