La esposa de Bill Gates revela el secreto de su matrimonio de 25 años

La esposa de Bill Gates revela el secreto de su matrimonio de 25 años

Descubra lo que Melinda Gates practica en su matrimonio con Bill Gates uno de los hombres más ricos del mundo Recientemente, durante una entrevista, Melinda Gates, esposa de Bill Gates —fundador de Microsoft— y con quien tiene tres hijos, reveló que la paciencia es el secreto para mantener el matrimonio de más de 25 años. Además de esa virtud, dijo que, a pesar de que su marido es una persona de fácil convivencia, ella tuvo que “entrenarlo” en muchas cosas en la vida de casado. El obispo Renato Cardoso destaca que la paciencia y el entrenamiento son dos puntos importantes para el éxito del matrimonio. Con respecto a la paciencia, el obispo aclara que es esencial no solo en el matrimonio, sino en cualquier tipo de relación —padres e hijos, amigos, hermanos—, pues por más compatibles que las personas lo sean unas con otras, siempre serán diferentes. Y en el matrimonio esas diferencias se resaltan aún más. Y, con el paso de los años de casado, usted nota que no vale la pena estresarse y pelear por la mayoría de las cosas. “Con respecto a la paciencia en el matrimonio, yo lo resumiría de la siguiente manera: usted aprende a ‘tragarse el sapo’. Usted aprende a tragarse muchas cosas que no son dignas de una pelea”, explica el obispo. “Escoja bien” las peleas Es inevitable que no existan peleas en la convivencia entre dos personas. Sin embargo, pelear por todo solo genera una relación desgastante. Esperar perfeccionismo del cónyuge volverá la convivencia más difícil. Al final, ¿a quién le gusta estar al lado de alguien que reclama de todo lo que usted hace y no es de la manera en que ella lo haría? Por esa razón, aclara el obispo, si hay un lugar propicio para el aprendizaje y entrenamiento de la paciencia es el matrimonio. “No vale la pena pelear por las cosas que no fueron colocadas en su debido lugar; porque él dejó la toalla mojada encima de la cama o porque ella gastó un poco más en las compras. A veces, usted tiene que insistir en una cosa, sí, pero tiene que escoger bien y ganar las peleas que usted escoge, porque si vale la pena pelear, vale la pena ganar esta pelea, es decir, no inicie una pelea absurda con su cónyuge”, destaca el obispo. Hay razones más serias para discutir, como es el caso de una traición, adicción, pornografía, una mentira, esos sí son problemas graves. El problema, como el propio Señor Jesús alertó, es que muchos “se tragan el camello y cuelan el mosquito”. En otras palabras: relevan lo irrevocable. “Jesús estaba diciendo que nosotros tenemos que tragarnos los ‘mosquitos’, pero no a los ‘camellos’. Usted tiene que decidir qué es el ‘camello’ y qué es el ‘mosquito’ en el matrimonio. No pelee por cualquier cosa”, orientó. Lea más aquí: La importancia del diálogo en el matrimonio Entrene a su cónyuge Otro punto importante para mantener el matrimonio es el entrenamiento. El obispo alerta que muchos, especialmente las mujeres, caen en la idea de que “si el hombre me ama, él tiene que hacerlo y no tiene que esperar ninguna recompensa”. Sin embargo, eso solo sucede en el mundo ideal o en las películas de Hollywood. La verdad es que a todo el mundo le gusta una recompensa, pues eso es reconocer que su actitud fue buena. “Si usted quiere ser una mujer sabia, aprenda a recompensar el buen comportamiento de su marido, eso es ser entrenado. Y la mujer de uno de los hombres más ricos del mundo dijo que ella practica eso en su matrimonio”, concluyó.