En China se utilizan chips para rastrear alumnos

En China se utilizan chips para rastrear alumnos

Una empresa china llamada Guanyu Technology creó un uniforme capaz de monitorear a estudiantes por medio de chips. El producto surgió para responder al deseo del Partido Comunista de China de desarrollar tecnologías que vendrían a utilizarse en las escuelas. Los “uniformes inteligentes” ya son utilizados en algunas instituciones de enseñanza en Guizhou y Guangxi, en el sur del país oriental. ¿Cómo funcionan los uniformes con chips? Tienen dos chips instalados a la altura de los hombros, que resisten hasta 500 lavados. Cuando los alumnos están en la escuela, los sensores del lugar detectan los chips. De esa manera, es posible saber si la persona entró o salió del edificio e, incluso, si está durmiendo durante una clase. Ante cualquier situación irregular, una alarma les informa a los responsables lo ocurrido. Las cámaras instaladas en la escuela también hacen un reconocimiento facial y detectan si la persona es realmente la “dueña” de los chips. Compras por medio de chips Otra función del uniforme es la posibilidad de que los alumnos hagan compras en la escuela solo con los chips del uniforme. La validez del pago se hace por reconocimiento facial o por la huella digital de la persona. “Sociedad 5.0” Es posible notar que los avances tecnológicos están proporcionando cada vez más el control sobre las personas. En Japón, por ejemplo, hay un concepto que define este escenario y es “Sociedad 5.0”. Según esa idea, el “mundo del futuro” estará completamente conectado por medio de las tecnologías. Los chips, sensores electrónicos e Internet, por ejemplo, crearán una red de conexiones que pasará por humanos y máquinas. Con esto, el objetivo es resolver problemas sociales; propone el Gobierno japonés. Entre ellos, la limitación en la distribución de energía a la población, la desigualdad social y el envejecimiento poblacional. La marca de la bestia Este escenario futurista de la “sociedad controlada” es muy cercano a lo que encontramos en el libro de Apocalipsis, en la Biblia, que trata sobre cómo será el último período de la humanidad. En el fin del mundo, surgirá un líder mundial conocido como anticristo. Él vendrá con un discurso de paz y conquistará seguidores en todo el mundo. Entonces, creará un dominio sobre las personas por medio de la economía. Sin embargo, después de tres años y medio de su reinado, el anticristo le mostrará su verdadero rostro al mundo. Se revelará su naturaleza diabólica, porque él es la propia encarnación del mal. Como la Biblia aclara: “Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente; y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre. Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis.” Apocalipsis 13:16-18 El número 666 El significado de este número intriga a muchas personas. Pero, sobre el tema, el obispo Edir Macedo aclara: “Todo el Apocalipsis, hasta aquí, destaca el principal mensaje de Satanás: el engaño. Él número ‘666’ simboliza el ápice de sus mentiras: la trinidad satánica. Es decir, el dragón (Satanás), la bestia del mar (el anticristo o la primera bestia) y la bestia de la tierra (el falso profeta o la segunda bestia). El número ‘666’ busca imitar a la Santísima Trinidad. El ‘6’ es cercano al ‘7’, pero no alcanza lo que es de Dios. El anticristo viene con la apariencia de Cristo, pero es anticristo. El apóstol Juan quiere que sus lectores le presten atención a eso: el anticristo tendrá toda la apariencia de un hombre perfecto, bueno y poderoso, pero es falso.”