Cueva de sal es descubierta en Sodoma, la ciudad destruida por Dios

Cueva de sal es descubierta en Sodoma, la ciudad destruida por Dios

A mediados de 2015, arqueólogos del proyecto “Tall el-Hammam”, de la Universidad Southwest Trinity, en Nuevo México, Estados Unidos, descubrieron la posible ubicación de las ciudades de Sodoma y Gomorra, citadas en la Biblia (Génesis 18-19). Las excavaciones, en la región sur del Valle del Jordán, revelaron una enorme ciudad de la Edad del Bronce (el período en el que Abraham y Lot vivieron). Lugar en el que la mujer de Lot se volvió estatua de sal Y, en el mes de marzo de este año, en este mismo lugar, investigadores revelaron el descubrimiento de una cueva de sal cercana al lugar en el que la mujer de Lot se había convertido en una estatua de sal, de acuerdo con los relatos bíblicos. ¿Por qué Sodoma y Gomorra fueron destruidas? Según la Biblia, Sodoma y Gomorra eran dos ciudades extremadamente perversas. Hacían todo lo contrario de lo que Dios deseaba que los humanos hicieran. De tal manera que Él debió destruir a los habitantes de aquella región. Lot huye con la ayuda de los ángeles de Dios Así como Lot, el sobrino de Abraham vivía en aquel lugar, dos ángeles le avisaron lo que estaba por suceder. Le pidieron a Lot que reuniera a su esposa y a sus dos hijas. Seguidamente, los llevó hacia fuera de la cuidad. La Biblia continúa: “Y cuando los hubieron llevado fuera, dijeron: Escapa por tu vida; no mires tras ti, ni pares en toda esta llanura; escapa al monte, no sea que perezcas.” Génesis 19:17 En cuanto el sol salió, Dios hizo caer fuego y azufre del cielo. ¿Por qué la esposa de Lot se convirtió en estatua de sal? Durante la huida, la esposa de Lot fue la única que miró hacia atrás y por ese motivo se convirtió en estatua de sal. Sobre este hecho, el obispo Edir Macedo escribe en sus anotaciones bíblicas: “La mujer de Lot no consideró la orden dada por el ángel y murió al mirar hacia atrás. Ciertamente, había dentro de ella un apego a lo que dejó, como bienes, amistades y todo lo que debió abandonar. Esto muestra que es imposible conquistar la Salvación si el corazón está preso a los placeres y pecados de este mundo (Lucas 9:62). Muchos se han quedado en medio del camino porque no dejaron el pasado atrás”. Una cueva extensa En principio, la cueva de Malham fue estudiada por Amos Frumkin, de la Universidad Hebrea, de Israel. Luego, los investigadores Yoav Negev y Boaz Landford concluyeron el trabajo, con la ayuda de un equipo. Esa cueva está ubicada en el Monte de Sodoma, que está formada por un gran bloque de sal. A medida que las lluvias caían sobre el lugar, la sal se disolvía dando lugar a las cuevas. Por tal motivo, Malham llega a los 10 km de longitud. La arqueología bíblica Estos descubrimientos arqueológicos ayudan a los investigadores a que comprendan mejor el contexto social, económico y cultural de los hechos bíblicos. Pero, sobre todo, muestra la fidelidad de los relatos de las Escrituras. Aun con el pasar de los siglos, el Texto Sagrado se mantiene intacto y conserva su contenido original.