Control, celos y wasap: un cóctel explosivo

Control, celos y wasap: un cóctel explosivo

  La facilidad para comunicarnos trae consigo un peligro, el de querer respuestas inmediatas y, si no nos llegan, imaginar lo peor.   Desde que la telefonía móvil llegó a nuestras vidas, la forma de relacionarnos ha ido cambiando cada vez más en la medida que aparecen nuevos y mejores aplicativos que nos tienen enganchados al celular. Por ejemplo, hoy cada día se mandan 55 millones de mensajes por wasap en todo el mundo. Esta realidad, ha hecho que las parejas se puedan comunicar mejor (es un decir, pues se trata de una comunicación limitadísima) y de forma inmediata. Sin embargo, también ha originado más malentendidos, con lo cual, los celosos tienen más y mejores excusas para justificar sus miedos y recelos. Las personas controladoras ahora pueden intuir qué está haciendo el otro. O, al menos, saber si está conectado o no. Y a partir de ahí imaginar si chatea con alguien que ellos no conocen. O pensar que, cuando cuando se va al baño con el celular, quizá está enviando mensajes a no se sabe quién. ¿Qué fue antes, wasap o los celos? Monia Presta, psicóloga, dice que wasap no es la causa de los celos. Puesto que quien es celoso con o sin este aplicativo, sentirá ese sentimiento negativo y querrá controlar a su pareja. La profesional española cuenta que en su consulta vivió hace poco el caso de una mujer muy insegura que necesitaba que su enamorado le respondiese a sus wasaps y él no solo no contestaba cuando ella quería, sino que pasaba mucho tiempo escribiéndose con otras personas. Al tener ella una conducta de control, el enamorado cada vez se alejaba más. Hasta que rompieron la relación. Respetar los espacios es indispensable Monia Presta sostiene que la solución no consiste en dejar de usar la aplicación, sino en reforzar los espacios propios de los dos miembros de la pareja; ser conscientes de que no tienen por qué decírselo todo ni hacer una retransmisión en directo de su vida. Que no son medias naranjas, dos mitades de un todo, sino dos seres que comparten un espacio común, pero que tienen su propia vida y han de preservarla. Un reto: aprender a esperar A los no tan celosos, y a todo el mundo en general, la psicóloga aconseja hacer un buen uso de esta aplicación. Saber que nuestra pareja no tiene por qué contestarnos de inmediato. Quizá tiene otras prioridades en aquel momento y eso no significa que nosotros pasemos a ser secundarios ni mucho menos que ya no nos quiera.   Wasap no es la causa de los celos. Puesto que quien es celoso con o sin este aplicativo, querrá controlar a su pareja.